Biogás

La planta de Biometanización y Compostaje de Pinto aprovecha la fracción orgánica de los residuos que recibe para producir biogás mediante un proceso de digestión anaerobia.

La biometanización es una descomposición de la materia orgánica en ausencia de oxígeno. La llevan a cabo diferentes microorganismos que, como resultado de su actividad, producen una mezcla de varios gases, a la que se le denomina biogás, cuyo componente fundamental es el metano.

En el vertedero también se produce la misma degradación anaeróbica y, por tanto, también se produce biogás que debe de ser extraídos y tratado para evitar su dispersión en la atmósfera. El metano es uno de los gases más potentes de efecto invernadero y, como tal, causante del calentamiento global.

La extracción se realiza una vez sellada la celda en la que se hayan vertido los residuos, mediante un sistema de pozos, tuberías y colectores.

La construcción de la Planta de Biometanización y Compostaje en terrenos adyacentes al vertedero permite no sólo usar el biogás generado en el propio proceso, si no que ha permitido recuperar el producido en el vertedero. De esta forma se produce energía eléctrica a partir de una fuente renovable como es la biomasa contenida en los residuos.

La instalación cuenta con 11 motogeneradores con una potencia de 1.413 kWe cada uno, que pueden producir 117.730 MWh de energía eléctrica al año. Para ello, utilizan aproximadamente 67.000.000 metros cúbicos de biogás procedente tanto de los digestores como del vertedero.

 

 

Actualidad

Ver más artículos